jueves, junio 28, 2012

Una tarde con los milanos


Llevaba ya un tiempo con ganas de fotografiar los milanos negros que tanto abundan por nuestras latitudes. En cuanto llega la primavera, se les puede ver fácilmente planeando sobre los campos al acecho de roedores despistados, incluso en zonas muy cercanas a la ciudad. Pero nunca les pillaba con la cámara a mano.


Así que ayer dediqué la tarde en exclusiva a patrullar por la zona de Monte y Corbán buscando su característica silueta en el cielo. Tras una primera parada fallida, a la segunda fue la vencida. Un par de milanos se dedicaron a hacer unas cuantas pasadas bien cerca y posando para cámara, haciendo toda clase de cucamonas.


Incluso un picado que en un primer momento pareció tener premio; pero una inspección más detallada por parte del milano (y del fotógrafo) dejó bien claro que sólo había cogido un montón de hierba...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

muy bonitas .

Javier Gómez dijo...

Milana, milana bonita. Ay, milana.