miércoles, febrero 27, 2013

Triunfo

Triumph siempre ha sido LA motocicleta. Por Santander ya he visto un par de ellas entradas en años, con sus frenos de tambor y todo, nada de moderneces. Claro que la mecánica un poco antigua puede jugar una mala pasada y, en vez de subir a tu montura e irte del Río de la Pila con el cool subido, te agarres un buen sofocón para arrancar la moto...

3 comentarios:

Javier Gómez dijo...

Las innumerables cuestas de Santander son buenas aliadas para arrancar estas joyas andantes del modo "a empujón", por si su mecánica popular falla.

Borf dijo...

La escena que yo presencié fue abajo del Río de la Pila, si hubiese sido arriba le hubiese sido más fácil al muchacho, si... :-p

Javier Gómez dijo...

Vaya, sí, eso ya es nivel del mar. De ahí para abajo ya no va más.